Mes: junio 2021

D. JULIÁN ARROYO GALLEGO

(Q.E.P.D.)

Su Esposa: Ángela Arroyo San José; Hijos: Andrés, Jose Miguel, Alfredo, Alfonso, Mari Fiden y Carmelo; Hijos Políticos: Mari Pili, Bego, Cristina, Olga, Iñaki y Maika; Nietos: Javi, David, Alba, Rubén, Eneko, Mikel, Adela, Julia, Alexander y Gorka; Hermanos, Hermanos Políticos, Sobrinos, Primos y demás familia.

FALLECIÓ:

En La RESIDENCIA SAN MIGUEL DE BASAURI el día 14 de JUNIO de 2021, a los 85 años de edad.

MISA FUNERAL:

JUEVES día 17 de JUNIO a las SEIS Y MEDIA de la tarde.

PARROQUIA:

NUESTRA SEÑORA DE LAS NIEVES y SAN FAUSTO LABRADOR, ARIZ, BASAURI

Los actos de despedida se celebrarán en la intimidad familiar.

Dª. CÁNDIDA CASTAÑO OLIVA

(Vda. de D. Ángel Cuello Acedo)

(Q.E.P.D.)

Sus Hijos: Loli, José, Nito y Juli; Hijos Políticos: Pedro, José y Mónica; Nietos: Luis, Christian, Eneko, Jhonatan (†) y Uxue, Itxaso y Mikel; Biznietos: Aingeru y Beñat; hermanos, hermanos políticos; sobrinos, primos y demás familia.

FALLECIÓ:

En ARRIGORRIAGA el día 14 de JUNIO de 2021, a los 91 años de edad.

MISA FUNERAL:

MIÉRCOLES, día 16 de JUNIO a las SEIS Y MEDIA de la tarde.

PARROQUIA:

SAN PEDRO APÓSTOL DE BASAURI

LA CAPILLA ARDIENTE ESTÁ INSTALADA

EN EL TANATORIO DE FUNERARIA DEL NORTE,

AVENIDA CERVANTES, 51 BASAURI.

  • ASAMBLEA GENERAL ORDINARIA DEL 24-04-2021.

  • ORDEN DEL DÍA:
  • Apertura de la Asamblea por parte del Sr. Presidente.
  • Aprobación, si procede, de la Cuenta de Pérdidas y Ganancias del ejercicio 2020.
  • Aprobación, si procede, de la Auditoría de Cuentas del ejercicio 2020.
  • Decisiones a tomar en relación a la cuota del ejercicio 2022.
  • Modificación del Protocolo de Inversiones.
  • Ruegos y preguntas.

Comienza la Asamblea General Ordinaria a las 10:00 horas, en segunda convocatoria.

El Sr. Presidente explica que, a pesar de la actual situación de pandemia, la Mutua está obligada a celebrar la Asamblea General. El año pasado Gobierno Vasco recomendó celebrarla en el mes de junio o julio y este año ha permitido que en vez de ser en el primer trimestre pueda convocarse hasta el 30 de abril. El local cumple las prescripciones y recomendaciones de las autoridades competentes para garantizar la seguridad sanitaria de los asistentes.

1º.-AperturadelaAsambleaporpartedelSr.Presidente.

El Sr. Presidente da lectura al discurso de bienvenida:

Egun on, muy buenos días.

Sed bienvenidos un año más a esta Asamblea General Ordinaria de la Mutualidad Funeraria San Pedro Apóstol de Basauri.

Antes de comenzar, y en primer lugar, queremos expresar un entrañable recuerdo para los 432 mutualistas fallecidos en el pasado año 2020. Descansen en paz y expresamos nuestro más sincero pésame a sus familiares y amigos.

Los fallecimientos este año 2020 han sido sustancialmente más que en el 2019, porque en ese año hubo una bajada importante de decesos. En total fueron 47 menos que en el 2018 y en el 2020 han sido 43 más que en el mismo año y 70 más que en el 2017.

Un dato preocupante es el de las 612 bajas contra las 131 altas. Son 481 bajas más que altas en el año. Debemos buscar fórmulas para reconducir esta situación porque empieza a ser preocupante. Me imagino que ésto es porque las compañías habrán cambiado su estrategia de conseguir nuevas altas y la situación económica que no es nada halagüeña. Así que según mi parecer debemos seguir insistiendo en las campañas de publicidad, y trabajar más en las altas y en el seguimiento de los presupuestos.

En otro orden de cosas, el año ha sido bastante convulso. Un número importante de socios han presentado escritos a la Junta de Gobierno solicitando que se les suministrara información a la extinta Comisión de Control disuelta en Asamblea el año pasado por su nulo funcionamiento. Ante estos escritos, la Junta de Gobierno ha contestado uno por uno a todos ellos que se pasen por la oficina para enseñarles toda la documentación que consideren oportuna.

En ese punto del discurso del Sr. Presidente, un mutualista interviene poniéndose de pie y dando gritos a la vez que dice que la información se debe dar en la Asamblea y no en la oficina. El Sr. Presidente le pide que respete por favor a la Asamblea y que espere su turno de intervención. Y le dice que se debe tener un poco de educación y respetar a las personas. Prosigue con su discurso de bienvenida:

Los socios tiene derecho a ver toda la documentación que necesiten, y de hecho en la propia carta de la Asamblea se pone que cualquier persona asociada que desee ampliar la información de la misma, se pase por la oficina previa cita para que los miembros de la Junta de Gobierno les enseñen todo lo que deseen, como han hecho varios este año.

No hay ningún interés por parte de la Junta de Gobierno en la ocultación de datos, es más, estamos interesados que los mutualistas se informen por la entidad, para que vean la buena labor que se realiza, y todas las personas que han deseado ver esa información se les ha enseñado. Lo que no pueden pedir los mutualistas, es que la información se le dé a personas que no representan a nadie. Es la persona mutualista quien tiene derecho a verla y tomar notas si lo considera oportuno.

No hay nada oculto en absoluto, lo que no procede, es que los documentos privados de la Mutua circulen por todas partes sin saber a qué paraderos irán, y hay demasiadas empresas deseando hincar el diente a las mutuas. Así que todos los que deseen ver la documentación soliciten una reunión con miembros de la Junta y podrán ver y leer toda la información que hay, como así se les ha contestado a todos los firmantes de los escritos, algunos de ellos casi insultantes hacia la Junta de Gobierno poniendo en ellos “el presidente y su séquito, o acólitos” como dicen en el escrito.

Las personas que formamos parte de esta Junta somos voluntarias de distintas familias, e incluso de distintas ideologías, cuyo único nexo en común es desear que la Mutua prospere y nos garantice los servicios cuando los necesitemos. Es lícito no querer saber nada de lo que hacemos, incluso no querer formar parte de la Junta de Gobierno ni tener cargos. Yo entiendo que cuando no se cobra en un trabajo altruista se pierda el interés. Ese es el motivo por el cual ahora estamos menos personas de las que que teníamos que estar en la dirección.

Entendemos que a estas personas, o al menos eso nos han dicho unos cuantos, les han engañado para que firmaran y así lo hemos entendido, por eso les hemos respondido como Junta de Gobierno a la petición de información. Creemos que para ello, las personas que han recogido las firmas han procedido a difamar, o a levantar injurias y bulos sobre los componentes de esta Junta de Gobierno. Por eso deseamos que vengan a recibir la información que crean necesaria, sin necesidad de tener que firmar escritos para que les transmitan esos datos a terceras personas que no sabemos con qué ánimo torticero preparan y engañan para que se firmen esos escritos.

Quiero hacer destacar para los que no lo sepan, que un servidor y creo que todos las personas de la Junta, no tenemos ganas de que después de estar altruistamente poniendo tiempo y quitándoselo a nuestras familias, nos puedan abrir expedientes sancionadores el Gobierno Vasco con multas personales a los directivos por no hacer las cosas con legalidad. Por lo que pese a quien pese, esta Junta de Gobierno seguirá actuando correctamente como es preceptivo.

Deseamos hacer destacar que las actas de la Asamblea General son públicas y están expuestas a todo el mundo en la web de la Mutualidad Mufusap.eus

Sin más, pasamos al segundo punto del orden del día de la Asamblea General Ordinaria del 2021: Aprobación de las cuentas anuales.

2º.- Aprobación, si procede, de la Cuenta de Pérdidas y Ganancias del ejercicio 2020.

El Sr. Tesorero saluda a los presentes y empieza explicando que la primera hoja que se les ha entregado corresponde al balance de situación y la segunda es la cuenta de pérdidas de ganancias. Es la documentación oficial que se entrega a Gobierno Vasco junto con el libro mayor, libro diario y la auditoría externa además de otros documentos como certificaciones bancarias, actas, etc. Respecto a la cuenta de pérdidas y ganancias, los ingresos por cuotas han sido de 1.293.123,73 € y la principal partida de gastos es la que hace referencia a los gastos por defunciones, que han ascendido a 856.924,91 €. El resto de gastos, 181.942,50 €, corresponden a sueldos y salarios, servicios de profesionales y otra serie de gastos que tiene la Mutualidad. El apartado relativo a la variación de otras provisiones técnicas, que asciende a 253.126,50 €, es a su parecer el más importante para el futuro de la entidad. Explica así que la provisión técnica es como una reserva para poder atender las defunciones futuras y que es calculada por un actuario. Según el estudio actuarial, la provisión técnica al 31-12-2020 debe ser 4.711.962,23 €. La Mutua hasta esa fecha tiene constituida una provisión por un importe de 1.907.393,72 €, con lo que el defecto de la misma, 2.804.568,51 €, repartidos en 14 años da una dotación de 200.326,32 € en el año 2020.

También explica que el resultado del ejercicio 2020 ha sido de 253.126,50 €. Con lo que después de dotar la provisión técnica, aún quedan 52.800,18 € que se destinan por ley a dotar otras provisiones técnicas adicionales que serán recuperables en caso de futuros ejercicios con resultados negativos.

Volviendo a los gastos, informa que también están las amortizaciones del inmovilizado. Y añade que además hay unos ingresos por las inversiones inmoliarias, por el arrendamiento del tanatorio, que ascienden a 19.778,40 €.

Terminada su exposición, el Sr. Tesorero pregunta si hay dudas o si alguien precisa un detalle más amplio de los conceptos mencionados. Entonces toma la palabra un mutualista para preguntar porqué no figura ningún importe en el epígrafe I.2 Ingresos del inmovilizado material y de las inversiones. El Sr. Tesorero le responde que los ingresos procedentes de las inversiones inmobiliarias están en el apartado III.1 y son los 19.778,40 € antes mencionados. Además también hay 52,69 € de ingresos financieros. No hay ingresos de otras inversiones.

Otro mutualista pregunta cómo están los fondos de inversión y cuánto dinero se perdería si se quisieran vender ahora. El Sr. Tesorero le contesta que hay 2.505.371,17 € en fondos al 31-12-2020. Y si a esa fecha se hubieran vendido, con respecto al valor de coste, se habría tenido un beneficio de 14.285,53 €. El mutualista insiste en que el año pasado dieron pérdida también. A lo que el Sr. Tesorero le responde que eso no es así y el Sr. Presidente le explica que el valor de los fondos va variando. Así el año anterior, por la situación del Covid-19, bajaron pero actualmente están ya prácticamente regularizados. La Mutua por ley no puede tener el dinero en la caja fuerte, así que se invierte en fondos muy conservadores. No se puede optar a fondos más arriesgados, aunque los beneficios fueran también mayores. En la actualidad hay fondos que están más bajos y otros más altos. El mutualista pregunta quién es la persona que lleva el tema de los fondos. El Sr. Presidente le responde que normalmente él, junto con el Sr. Tesorero y el Sr. Vicepresidente, son los que hablan con los técnicos que asesoran de la banca privada. Son los que, en función del perfil conservador de la Mutua, recomiendan en qué fondos invertir.

El mutualista que interrumpió en el punto de apertura vuelve con muy mala educación a intervenir sin respetar que el Sr. Presidente estaba hablando, por lo que de nuevo se le llama la atención. Se le dice que espere y luego pida la palabra para preguntar. Prosigue el Sr. Presidente explicando que se invierte en función del asesoramiento, no viendo necesario que se tenga que recurrir al estudio de un gabinete asesor externo ya que hasta el momento la Mutua se enorgullece de no haber perdido dinero en los fondos, salvo en la ocasión que se reembolsó un fondo de Kutxabank debido a que se quería cancelar la cuenta corriente de dicha entidad bancaria por las comisiones que cobraba. Como no se venden los fondos, no hay pérdidas, solo va variando su valor. Lógicamente puede haber diferentes opiniones entre los socios, pero es la Junta de Gobierno a quien la Asamblea y la Mutua le da la responsabilidad para este tipo de gestiones.

Otro mutualista toma la palabra diciendo que se ha hablado de respeto pero que éste debe empezar de arriba a abajo y añade que es totalmente mentira que haya habido escritos donde se falsea la información. El Sr. Presidente le dice que el punto que se está tratando es el de las cuentas. Pero el mutualista hace caso omiso y prosigue afirmando que los firmantes de esas cartas actúan así por algo y que no es suficiente con la información que se les ha entregado a la entrada con las cuentas. También comenta que le ha llamado la atención que la provisión técnica haya sido de 253.000 € en el 2020 cuando hay 188.000 € de resultados negativos anteriores que deberían desaparecer. Recuerda además que en el 2018 se nombró la Comisión de Control a la cual él pertenece y que es autónoma e independiente y no de control financiero. Respecto a las cuentas, opina que son poco claras y que él nunca invertiría en fondos que tuvieran volatilidad y tendría el dinero en una caja fuerte sin tocar. Continúa comentando que en los estatutos de la Mutualidad del año 1985 se decía claramente que se debía invertir en títulos de deuda pública garantizados que ofreciesen seguridad, liquidez y rentabilidad, cosa que no daban los fondos de inversión del 2018 a los que ellos como Comisión de Control pudieron acceder. Cambiando de tema, menciona las más de 800 bajas que ha habido en tres años, por lo que habría que preguntarse el motivo por el que esas personas se han ido.

A continuación, el Sr. Presidente le explica, en primer lugar, que el dinero no se puede tener en la cuenta del banco sin invertir. De hecho el año anterior, por si se disparaban los decesos por el Covid-19, se dejaron unos 200.000 € en dos cuentas corrientes. Pero los bancos están cobrando comisiones por tener ciertas cantidades en cuenta. Se ha conseguido que Laboral Kutxa devuelva los importes que venía cobrando. Por lo tanto, si todo el dinero de la Mutua se dejara en la cuenta, la pérdida sería segura porque habría que pagar y ésta sería mayor que la de las propias inversiones. En segundo lugar, entiende que haya diferentes opiniones pero la responsabilidad de la dirección de la Mutua está en la Junta de Gobierno, la cual debe tomar decisiones con la información que tiene. Respecto a las cuentas, aclara que a la Asamblea no se puede venir con toda la contabilidad y explicar partida por partida puesto que no se acabaría nunca. Por eso en la convocatoria de la Asamblea pone que los mutualistas que necesiten una información más exhaustiva, pueden pasar por la oficina. Hasta la fecha han acudido 5 personas, que se han reunido con él y con el Sr. Tesorero, a los cuales se les han dado las explicaciones detalladas que han precisado. Prosigue respondiendo al mutualista diciéndole que la Comisión de Control nunca se reunió con la Junta de Gobierno. De hecho también se convocó una reunión con los auditores, a la que se les invitó para que aclararan sus dudas, pero no acudieron. Lo que sí hicieron fue solicitar un encuentro con Gobierno Vasco. Les recibieron y les enviaron después un escrito dándoles los datos que estaban aprobados ya en Asamblea y auditados.

Interviene de nuevo el mismo mutualista, al que se le ha venido pidiendo educación y respeto ante la Asamblea, para decir que no se les deja entrar en la Junta de Gobierno. El Sr. Presidente le responde que debería saber que la Mutua se rige por unos estatutos que establecen que cada cuatro años se elige una Junta de Gobierno. Por ello, cuando hay elecciones, en la carta de la Asamblea se dice que las personas que lo deseen pueden apuntarse para formar parte de dicha Junta. En las últimas elecciones entraron diez personas pero una de ellas ha dimitido. Dentro de tres años, todo el que lo desee tendrá opción a entrar en la Junta. Y aclara que todos esos temas deben tratarse en el punto de ruegos y preguntas.

Toma la palabra el Sr. Tesorero para responder al mutualista que perteneció a la Comisión de Control Interno. Le explica que lo que ha mencionado sobre que existan 188.000 € en resultados negativos de ejercicios anteriores cuando hay un superávit que se destina a dotar otras provisiones técnicas adicionales, es algo que evidentemente la Junta ya ha consultado. La ley es taxativa, se deben seguir dotando esas provisiones de cara a compensar resultados negativos de ejercicios futuros. Por lo tanto, los resultados negativos pasados seguirán figurando. También recomienda a los mutualistas consultar en internet las E.P.S.V.s de la BBK o de cualquier otra entidad, o las memorias de Elkarkidetza para ver dónde tienen invertido su dinero. Sus fondos son prácticamente los mismos que los de la Mutua, de perfil moderado.

Otra vez interrumpe el mismo mutualista, de muy malas maneras, para decir al Sr. Tesorero que no están en el punto de las cuentas sino en el de la Junta. Por lo que el Sr. Presidente le responde que él no tiene la palabra y que sí están en las cuentas, por lo que las preguntas serán relacionadas con las mismas.

Entonces el miembro de la extinguida Comisión pregunta al Sr. Tesorero de dónde ha sacado esa afirmación de que se deban dotar provisiones adicionales. El Sr. Tesorero le responde que lo dice la Orden de 26 de diciembre de 2019. A lo que el mutualista contesta que se deje de órdenes, que éstas tienen muchas interpretaciones y que no es lógico mantener esas pérdidas, que no se sabe de dónde vienen, cuando se tienen beneficios. El Sr. Presidente toma la palabra para explicarle que las provisiones técnicas las calcula el actuario todos los años con los datos aportados por la Mutua. Ha habido años en los que el superávit de la actividad no llegaba para dotar la provisión anual, con lo que el resultado era negativo. Desde hace dos años no ocurre eso, después de dotada la provisión aún sigue habiendo un superávit que obligatoriamente debe ir a esas otras provisiones adicionales. La ley y Gobierno Vasco son los que dicen que se debe hacer así.

El Sr. Presidente pregunta si hay algún comentario más sobre las cuentas. Entonces vuelve a hablar el señor que perteneció a la Comisión exponiendo que en el balance del 2015 había un fondo de maniobra de 542.000 € y otras reservas por importe de 820.000 €, bajando estas últimas 500.000 € en el 2016. Sigue hablando de datos de los balances de años pasados e insiste en que él no se cree que Gobierno Vasco diga que hay que dotar provisiones técnicas adicionales si hay excedente. El Sr. Presidente le responde que no tiene que hablar de temas del 2015, 2016 y 2017 que ya están aprobados en Asamblea y le aclara que lo que se está tratando son las cuentas del 2020. Si necesita más documentación o explicaciones, puede solicitar una reunión cuando lo desee con la Junta de Gobierno. El mutualista comenta que en su día no acudió a la reunión con los auditores porque la Comisión de Control tenía competencias para mirar toda la documentación y no estaba sujeta al control de nadie. Ante estas afirmaciones el Sr. Presidente le contesta que puede tener su opinión, tan respetable como la de cualquiera, pero no se va a entrar en ese debate porque no procede. Y le vuelve a recordar que están en el punto de las cuentas.

En ese momento vuelve a interrumpir dando voces el mismo mutualista al que ya se le ha llamado la atención varias veces. Nuevamente el Sr. Presidente le pide educación y respeto a la Asamblea y le dice que pida intervenir para hacer preguntas y deje las afirmaciones y opiniones para el punto de ruegos y preguntas.

Para concluir con el punto y poder seguir avanzando, el Sr. Presidente explica que se va a someter a votación la Cuenta de Pérdidas y Ganancias del ejercicio 2020. El Sr. Secretario expone los resultados: Los votos a favor son 59, los votos en contra son 33 y las abstenciones, 10. Por tanto, queda aprobada por mayoría absoluta la Cuenta de Pérdidas y Ganancias del ejercicio 2020.

3º.- Aprobación, si procede, de la Auditoría de Cuentas del ejercicio 2020.

El Sr. Presidente comienza el punto comentando las dos salvedades que contiene el informe de auditoría realizada por Grant Thornton. La primera hace referencia a que antes no se presentaba el Impuesto sobre Sociedades, hasta que al empezar a hacer las auditorías se recibió la indicación de que sí era obligatorio. La liquidación de dicho impuesto se presentó por primera vez en 2017, correspondiente al ejercicio 2016, hecho éste que los auditores han incluido en el informe todos los años por si hubiera pasivos de naturaleza fiscal no susceptibles de cuantificación objetiva en la actualidad, aunque realmente no los hay. Esta salvedad dejará de figurar ya en la auditoría del 2021.

La otra salvedad está relacionada con la Orden de 26 de diciembre de 2019 relativa a las E.P.S.V.s Indiferenciadas, que no fue publicada y no entró en vigor hasta enero de 2020. El Gobierno Vasco dio a las Mutuas la opción de acogerse a dicha Orden sin tener que esperar un año. Pero los auditores obligatoriamente deben indicar en su informe de opinión que la Mutua no debería haberse acogido a la Orden hasta el año próximo. Son las dos únicas salvedades que figuran. El resto, la contabilidad, está correcta y se ajusta a todo lo estipulado al respecto, por lo que la auditoría es totalmente positiva.

Se abre el turno de preguntas. El mutualista que ya ha hablado antes y que formó parte de la extinta Comisión de Control interviene para opinar que el informe de auditoría también debería haber estado a disposición de los mutualistas. El Sr. Presidente le responde que, si quería haberlo revisado, se podía haber pasado por la oficina de la Mutua para hablar con la Junta como han hecho otras personas.

No hay más comentarios, por lo que se pasa a votar. Votos a favor, 67. Votos en contra, 27. Abstenciones, 8. El Sr. Presidente comenta que los que han votado en contra, entiende que no están de acuerdo con las cuentas de los auditores. Entonces interviene un mutualista para opinar que ese informe de auditoría se debería haber enviado por carta. Y de nuevo el mutualista que ya tantas veces ha interrumpido con mala educación, bocifera afirmando que la gente está dormida. A dicho comentario hay mutualistas que se levantan y le piden que se calle. El Sr. Presidente también le ordena que deje de molestar y respete a la Asamblea. Y prosigue aclarando que en la carta de convocatoria de la Asamblea se puede enviar todo lo que deseen pero la Junta piensa que lo mejor es que el que quiera una información más ampliada lo solicite y acuda a la oficina. Tampoco hay ningún problema en enviar la documentación por correo electrónico. Pero lo que no procede es enviar 9.500 cartas de 0,5 Kg. de peso porque ya por sí el coste de envío de la actual carta es lo suficientemente elevado.

Otro mutualista toma la palabra para exponer que se podría enviar la información resumida. El Sr. Presidente vuelve a explicar que no hay problema y que, independientemente del coste, se podría enviar el estudio actuarial, el informe de auditoría, etc. pero la Mutua depende de terceros y parte de esa documentación no está disponible en la fecha en la que se convoca la Asamblea por carta. Además hay unos plazos legales que cumplir a la hora de celebrar dicha Asamblea.

Un señor interviene manifestando que se ha dicho que enviar toda esa información por correo cuesta mucho dinero pero que también ha sido elevado el gasto que ha tenido la Mutua cuando se han enviado un montón de cartas certificadas a ciertos mutualistas. A ese comentario el Sr. Presidente contesta que se consideró necesario enviar esas cartas de forma certificada puesto que los mutualistas habían firmado un escrito de reclamación.

Varios mutualistas hablan a la vez reclamando que tienen el derecho a estar informados. A lo que nuevamente el Sr. Presidente contesta que evidentemente es así y que todo mutualista que desee una información más ampliada puede reunirse con la Junta de Gobierno antes de la Asamblea.

Retomando el asunto de la votación, el Sr. Secretario expone que a la vista de los resultados antes ya expuestos, queda aprobada por mayoría absoluta la Auditoría de Cuentas del ejercicio 2020.

4º.- Decisiones a tomar en relación a la cuota del ejercicio 2022.

El Sr. Presidente explica que en su día, cuando cambió la ley y por todo el tema de las provisiones técnicas, se hizo un plan de reequilibrio que fue aprobado en la Asamblea del 2016. Contenía las cuotas a cobrar desde el 2016 hasta el 2024 y contemplaba que este año 2021 la cuota debería haber sido de 51,43 €. Pero la Junta de Gobierno viendo a final del 2020 que el Covid-19 no había afectado tanto a los fallecimientos como se había pensado inicialmente y que el superávit del ejercicio era suficiente para cubrir las provisiones técnicas, decidió congelar las cuotas. Por eso la cuota del 2021 ha sido la misma del 2020, es decir, 46,75 € por persona. De cara a este ejercicio se piensa que el resultado del mismo puede ser también bastante positivo. Por eso se pide un voto de confianza de la Asamblea a la Junta de Gobierno para que a final del año ésta valore, en función de los resultados, si es preciso subir la cuota todo lo que estaba previsto en el plan, 5,14 €, o una cantidad menor.

Seguidamente el Sr. Presidente pregunta si hay alguna duda o comentario. Al no haberlo, se somete a votación el dar un voto de confianza a la Junta de Gobierno para reducir la cuota aprobada en su día para el ejercicio 2022. Votos a favor, 92. Votos en contra, 5. Abstenciones, 5. Queda aprobado por mayoría absoluta que a final de año la Junta de Gobierno, en función de cómo estén siendo los resultados, valorará qué cantidad se sube la cuota de cara al ejercicio 2022.

5º.- Modificación del Protocolo de Inversiones.

El Sr. Presidente expone que se elaboró el Protocolo de Inversiones para que hubiera una cierta limitación a la hora de hacer las inversiones si cambiaba la Junta de Gobierno. Ahora se ha visto que hay necesidad de readaptarlo, por lo que se trae a la Asamblea para que autorice las modificaciones. A la entrada se ha entregado a todos los asistentes una hoja con dicho protocolo, figurando en negrita todo lo nuevo y tachado todo lo que desaparecería. Empieza a explicar una a una todas las modificaciones.

La primera modificación es en la premisa nº1, donde se ha añadido que las entidades bancarias con las que se trabaje sean a ser posible cooperativas como la Mutua. La propuesta es que quede así redactado:

1) Todas las gestiones bancarias de la Mutualidad deberán ser siempre con al menos dos entidades bancarias, a ser posible cooperativas como la Mutua, con una oscilación mínima de 30-70% que puede llegar al 50-50% respectivamente.

El Sr. Presidente pregunta si hay alguna duda al respecto. Así un señor pregunta qué dinero tiene la Mutua invertido y en qué. A lo que el Sr. Presidente le responde que ya se ha hablado de ello en el punto de las cuentas pero que, no obstante, en ruegos y preguntas el Sr. Tesorero le podrá dar detalle de las inversiones.

Se somete a votación la propuesta. El Sr. Secretario expone los resultados: Los votos en contra son 8. Las abstenciones, 7. Los votos a favor, 87. Por lo que queda aprobada por mayoría absoluta la modificación nº1.

El Sr. Presidente continúa con la 2ª modificación, a llevar a cabo en la premisa nº2, y que contempla que las inversiones podrán superar los siete años de plazo en el caso de los fondos de inversión. Quedaría redactado de la siguiente manera:

2) Las inversiones no se realizarán nunca en imposiciones a más de 5 años, con un máximo de 7, si los intereses fueran lo suficientemente importantes para que lo justificaran, salvo los fondos de inversión que son permanentes pero de fácil recuperación.

Un mutualista pregunta qué significa que los fondos sean de fácil recuperación. Y el Sr. Presidente le contesta que se pueden reembolsar cuando se quiera, algo exigible a las inversiones de la Mutua.

Otro mutualista pregunta si los fondos son nacionales. El Sr. Presidente le responde afirmativamente y le añade que son conservadores, con un 70% aproximado de renta fija y poco riesgo.

El mutualista que perteneció a la Comisión de Control afirma no entender lo que dice la premisa nº2 respecto al plazo de las inversiones. El Sr. Presidente le explica que se trata de limitar que no se puedan hacer inversiones perpetuas contándole el ejemplo de unas participaciones de Unión Fenosa que tuvo la Mutua desconociendo que eran perpetuas aunque finalmente sí se pudieron recuperar a los 7 años.

Como no hay más preguntas ni comentarios, se somete a votación la propuesta. Los votos en contra son 2. Las abstenciones, 6. Los votos a favor, 94. Por lo que queda aprobada por mayoría absoluta la modificación nº2.

La tercera modificación es en la premisa nº4. Explica el Sr. Presidente que antes de hacer una inversión la Junta de Gobierno debe realizar un estudio del dinero que se va a necesitar durante el año. Se han añadido los fondos de inversión que no estaban contemplados como opción a la hora de invertir, de forma que la premisa nº4 figuraría redactada así:

4) En el supuesto de hacer inversiones a largo plazo (5 ó 7 años) como fondos de inversión, etc. se deberá tener bien presente el artículo 3º.

Seguidamente se procede a votar, siendo los resultados los siguientes: Votos en contra, 0. Abstenciones, 5. Votos a favor, 97. Queda así aprobada por mayoría absoluta la 3ª modificación, relativa a la premisa nº4 del Protocolo.

La siguiente modificación afecta a la premisa nº5. El Sr. Presidente informa que se ha añadido que los bancos cobran a los clientes por dejar el dinero en la cuenta, a partir de un cierto importe. El Sr. Tesorero aclara que cobran un 0,50 %. Prosigue el Sr. Presidente exponiendo que en la actualidad la volatilidad máxima de las inversiones de la Mutua está en torno al 3-5%. Pero esa volatilidad va variando a lo largo del tiempo. Por eso y para evitar que un momento determinado pudiera ser superior a la contemplada en el Protocolo, se ha decidido modificar el máximo dando así un margen de maniobra a que ese fondo fluctúe. La idea es poner un máximo ponderado de entre un 10-15%.

Se abre un turno de preguntas. Un mutualista pregunta qué tasa cobran los bancos a toda la inversión. El Sr. Presidente responde que la Mutua paga las comisiones propias de todos los bancos pero hay un acuerdo con Caja Rural de Navarra por el que devuelven todo lo que cobran durante el año. En cuanto a la Caja Laboral, ha estado cobrando todos los meses una comisión por el dinero de la cuenta corriente pero el Sr. Tesorero se ha encargado de ir para que lo devolvieran. Entonces el mismo señor pregunta si cobran el mantenimiento por saldo acumulativo en la cuenta. El Sr. Presidente le aclara que cuando se tiene mucho saldo en la cuenta corriente no cobran el mantenimiento, que lo que cobran es por tener ese dinero. Toma la palabra el Sr. Tesorero para explicar que con la Caja Laboral se logró que, cuando se tuviera un saldo inferior a 300.000 € en la cuenta, no hubiera comisiones.

A continuación el mutualista que ya ha intervenido varias veces y que formó parte de la Comisión de Control, afirma que a él le extraña mucho que los bancos estén cobrando y más teniendo en cuenta los 2.000.000 € que tiene la Mutua. Y por otra parte opina que es excesiva la volatilidad máxima planteada ya que puede llegar un momento de necesidad y que se tenga que se sacar el dinero, perdiéndose ese 15%, es decir, 300.000 €. Con lo cual, lo que habría que hacer sería mirar en toda la banca y hablar de cifras. A estos comentarios el Sr. Presidente responde que agradece que den consejos pero que la Junta de Gobierno ya negocia con los bancos y tiene la máxima cautela a la hora de invertir. Y en cuanto a la volatilidad, no quiere decir que si se saca dinero se vaya a perder ese 15%, se perderá en función de lo que haya bajado el valor del fondo. La volatilidad es la fluctuación, el margen de riesgo que tiene ese fondo.

Otro señor opina que él admitiría una volatilidad que no pasara del 10%. El Sr. Presidente afirma que es un tema numérico de tener margen de maniobra y que se puede aceptar perfectamente esa propuesta del 10%, sin necesidad de llegar al 15%.

Para ir avanzando, el Sr. Presidente pregunta si, antes de nada, hay alguien en contra de que en el punto 5º se añada la frase “o cobran por tener el dinero en el banco”. No hay votos en contra ni abstenciones, por lo que dicha modificación se aprueba por unanimidad.

Lo siguiente, y teniendo en cuenta la propuesta del último mutualista que ha hablado, es someter a votación que se pueda admitir una volatilidad máxima ponderada de un 10% entendiendo que la volatilidad fluctúa a lo largo del tiempo. El resultado de la votación es: Votos en contra, 5. Abstenciones, 8. Votos a favor, 84. Por lo que se aprueba por mayoría absoluta dicha modificación.

Con los cambios aprobados, la premisa nº5 quedará redactada de la siguiente manera:

5) A la vista de que en el mercado de inversiones los intereses son muy bajos, o cobran por tener el dinero en el banco, en las mismas se podrá admitir una volatilidad máxima ponderada de un 10% entendiendo que la volatilidad fluctúa a lo largo del tiempo.

El siguiente cambio a tratar es el apartado 6º del Protocolo. Así el Sr. Presidente expone que antes el tope de dinero a invertir en cada paquete estaba fijado en 250.000-300.000 €. Pero en la actualidad no hay muchas opciones de inversión teniendo en cuenta el perfirl conservador de la Mutua, por eso la idea es subir el máximo a 500.000 €.

Un mutualista pregunta cuál es el motivo por el que no se trabaja con más bancos. El Sr. Presidente responde que la Junta de Gobierno, que es altruista, ya tiene bastante trabajo con operar con tres bancos. Y el señor contesta que si tienen tanto trabajo porqué no quieren que entre nadie en la Junta. A lo que el Sr. Presidente dice que eso es incierto, que el año anterior hubo una Asamblea donde se eligió Junta de Gobierno y todo el que quiso pudo entrar. De hecho se dijo que no había suficientes candidatos y uno de los vocales de la Junta que no había rellenado previamente el papel solicitando continuar, pidió en ese momento entrar y lógicamente se le admitió.

En ese momento el mutualista al que continuamente se le ha estado llamando la atención por su mala educación empieza a dar voces gritando que él quiso entrar y no se le dejó. El Sr. Presidente le advierte que si sigue comportándose de esa manera se verá obligado a echarle de la Asamblea. Entonces el miembro de la extinguida Comisión de Control dice que no es justo que quiera echar a la gente. A lo que el Sr. Presidente responde que se echa a las personas que impiden que se desarrolle la Asamblea. Y el señor prosigue dando opiniones diversas cómo que él invertiría en 5 ó 6 bancos o incluso dejaría el dinero en la caja si la inversión tuviera una volatilidad del 15%. También recuerda que los estatutos de la Mutualidad de 1985 dicen que las elecciones de Junta se hacen cada dos años, por lo que no entiende que se rechace a alguien que quiera apuntarse ahora. Considera además que no fue acertada la elección de Junta que se desarrolló en la Asamblea del 2020 porque había pocos asistentes. El Sr. Presidente le dice que no se va a entrar a ruegos y preguntas mientras se esté tratando un tema concreto y que se abstenga a dar su opinión sobre el asunto que se está abordando.

Un mutualista pregunta si ha habido algún rescate de fondos en el 2020 para saber si se ha ganado o perdido. El Sr. Tesorero le responde que no, que no habido reembolsos en el 2020. Seguidamente el Sr. Presidente expone que se va a someter a votación la modificación del punto 6º del Protocolo, de forma que se cambie de 250.000-300.000 € a 500.000 € el máximo a invertir en un mismo paquete inversor. El resultado de la votación es: Votos en contra, 33. Abstenciones, 2. Votos a favor, 67. Por tanto, queda aprobada por mayoría absoluta la modificación del punto 6º del Protocolo, que figurará redactado así:

6) En el supuesto de que se lleve a cabo el mismo tipo de inversión en dos o más entidades diferentes, el total invertido nunca podrá suponer más de 500.000,00 € en el mismo paquete inversor. Además, previamente se valorará el rating de la entidad emisora.

6º.- Ruegos y preguntas.

El Sr. Presidente explica que el que quiera intervenir, puede ir solicitando la palabra y se les irá contestando.

En primer lugar, toma la palabra un vocal de la Junta de Gobierno para decir que, según el artículo 39 de los estatutos, la Junta se elige en Asamblea General Ordinaria. Por lo que no ve ningún impedimento en que ahora se apunte el que quiera. El Sr. Presidente le responde que es correcto lo que está diciendo sobre el artículo 39 pero el tema es que ahora no toca elecciones y no viene en el orden del día. Además el artículo 40 dice que el periodo de mandato es de 4 años, es decir, que cada 4 años se elige Junta de Gobierno y no cada vez que a una persona le interese entrar. El año pasado en la carta de convocatoria de la Asamblea se puso que toda persona que deseara presentarse a la Junta, con al menos tres días de antelación, podría presentar su candidatura. Obviamente a la Asamblea se tiene que ir ya con las hojas preparadas con los candidatos para que los asistentes puedan votar.

El señor vocal sigue insistiendo en que él entró en una Asamblea Ordinaria, que ve un vacío legal y no entiende porqué no pueden entrar personas nuevas a la Junta en ese momento. El Sr. Presidente le contesta que no hay ningún vacío y que él entró porque el año pasado había elecciones. Además le recuerda que los estatutos obligan a la Junta y a todos los mutualistas.

La siguiente intervención es la del mutualista que formó parte de la extinta Comisión de Control Interno. Como ya ha hecho en otra ocasión, hace mención a los estatutos de la Mutualidad del año 1985 leyendo los artículos 36 y 37 que según su opinión avalan todo lo que acaba de comentar el vocal de la Junta de Gobierno sobre las elecciones. El Sr. Presidente y el Sr. Tesorero le responden que está leyendo los estatutos de 1985 y el señor contesta que el asunto es serio y que alguien ha modificado dichos estatutos. A este comentario el Sr. Presidente le pide que le conteste por favor cuántas modificaciones estatutarias y legales ha habido desde 1985. El señor recrimina al Sr. Presidente que están en una Asamblea y perfectamente puede presentarse a la Junta el que quiera y se puede votar. En ese momento vuelve a intervenir el mismo vocal manifestando que hace una semana hubo personas que se presentaron y no se les aceptó la candidatura. A lo que el Sr. Presidente le dice que se está repitiendo y que es lógico que no se aceptara. También informa que en la pantalla están viendo todas las leyes que han ido afectando a la Mutua, son todos los cambios legislativos habidos. En Junta de Gobierno se ha tratado el traer a las Asambleas las distintas modificaciones. Una de esas modificaciones producidas por ley ha sido la relativa al estado de gobierno. Se aprobó por parte de todos, incluido el vocal que está hablando, que las elecciones fueran cada cuatro años. Por eso se cambió el artículo de los estatutos que antes contemplaba que se celebraran cada dos años. Al igual que se han ido cambiando otros artículos estatutarios desde 1985, siempre con la aprobación de la Asamblea. También añade que los estatutos marcan las competencias de la Junta de Gobierno, que es la que marca los asuntos a llevar a la Asamblea y no hay elecciones, por eso no se ha tratado y tampoco hay votaciones porque se está en ruegos y preguntas.

A continuación, interviene un mutualista para exponer que entiende que se está en una Asamblea de cooperativistas y que haya un régimen de funcionamiento en la entidad. Pero él cree que habría que concretar que se pudiera acoger en la Junta de Gobierno distintas sensibilidades. Por encima de todo está el espíritu de cooperativa que hace tener una aptitud y sería interesante, aunque no fuera en la presente Asamblea, que se llenaran los puestos vacíos de la Junta. El Sr. Presidente le contesta estar completamente de acuerdo con su intervención. Pero si en ese momento se aceptara a personas que quisieran entrar en la Junta, habría un problema, al resto de socios de la Mutualidad no presentes en la Asamblea se les estaría privando del derecho de poder acceder también a ser miembros de dicha Junta. Es un tema que no ha ido en la carta de convocatoria y que por tanto desconocen todos los que no estén presentes en la Asamblea. Eso sí, si el año próximo existe interés en esas personas en entrar en la Junta de Gobierno, pueden presentar un escrito solicitando que en la Asamblea se haga una reposición de las vacantes que hay. Pero se tiene que hacer constar en la carta dando opción a todos los mutualistas a poder entrar a cubrir los puestos vacíos y después a los tres años se celebrarán elecciones generales.

Un mutualista toma la palabra para exponer que dentro de la Asamblea se pueden decidir cosas y como se ha estado comentando el exceso de trabajo que tiene la actual Junta, lo lógico sería completar los puestos vacantes en ese momento y no se estaría actuando de forma ilegal. Lo mismo afirma opinar el integrante de la extinguida Comisión de Control. El Sr. Presidente les dice que la respuesta que les da es la misma que acaba de dar al anterior mutualista que acaba de hablar y añade que se acepta la propuesta de que el año siguiente vaya en la carta de la Asamblea el tema de cubrir las vacantes, para no negar la posibilidad a nadie. Entiende también que cada persona tenga su opinión pero lógicamente la Mutua debe cumplir las normas, se aceptan los ruegos pero de cara a la siguiente Asamblea.

Otro socio interviene diciendo que en la carta de la Asamblea se ha pedido gente para la Junta. El Sr. Presidente, el Sr. Secretario y el Sr. Tesorero le dicen que no, pasando el Sr. Secretario a leer la carta de convocatoria que se ha enviado a todos los mutualistas y en la que se menciona que todos los socios que lo deseen pueden enviar su currículum vitae de cara a futuros procesos de selección de personal. A continuación el Sr. Presidente pregunta si hay algún otro ruego o pregunta.

Un señor dice que quiere que conste que él opina que la Mutua no debe invertir en nada que fluctúe y que no se debe correr ningún riesgo con las inversiones. También cree que solo se han estado poniendo pegas en el tema de las vacantes en la Junta y se pregunta si es más importante o menos el órgano asambleario que la Junta. El Sr. Presidente le responde que la Junta de Gobierno se guía por la experiencia y por los asesores bancarios y añade que constará en acta su propuesta de que es mejor no invertir. Respecto al segundo tema, le dice que lo más importante es el cumplimiento de las leyes y las

normas y respetar los derechos de los mutualistas.

El siguiente comentario es el de una mutualista que pide que el que entre en la Junta de Gobierno entre a construir, no a destruir.

Después toma la palabra el mismo vocal de la Junta que ha estado interviniendo anteriormente. Explica que se pretende hacer una inversión en el tanatorio por necesidades del arrandatario. En reunión de Junta se debatió el tema y así consta en el acta nº511. Se expuso que la obra era buena para la Mutua porque iba a dar unos complementos importantes a los servicios. Él estuvo de acuerdo pero planteó que los 40.000 € que costaría la obra serían abordados tanto por los dueños como por el inquilino del tanatorio. Y se concluyó que se miraría el tema. En la siguiente reunión, acta nº512, se dice que el inquilino no va a pagar nada y, aunque se haya aprobado por mayoría, él personalmente no está de acuerdo. Si el arrendatario tiene esas necesidades y encima la Mutua sale beneficiada, se debe hacer la mejora pero no solo deben pagarla los propietarios. Cree que es un asunto que debe poner en conocimiento del resto de mutualistas. A continuación el Sr. Presidente le responde que parte de su intervención es correcta pero otra parte no. En primer lugar, ha sido la Mutua la que lleva tiempo insistiendo en que se celebren exequias en el tanatorio ya que cada vez lo solicitan más familias, que hasta ahora se ven obligadas a irse al tanatorio de Bolueta. Sería preciso para ello modificar una de las salas, se han pedido presupuestos para la obra y el medio ronda los 40.000 €. Como es la Mutua la interesada en esa mejora, lo lógico es que haga las obras junto con el otro socio, que está obligado. Al inquilino, como hay una mejora en el local, se le subirá la renta y pagará así indirectamente su parte de las obras en los años que quedan de contrato. La Mutua debe buscar la forma de dar el mejor servicio a los mutualistas. Así la decisión que se tomó, con ocho votos a favor y uno en contra por parte de la Junta de Gobierno, fue en base a esos criterios de servicio. Pero hay veces que cuando hay un voto en contra y no se consigue con ese voto mover una decisión de Junta de Gobierno, se intenta de otra manera a ver si se consigue que un voto valga más que ocho.

Un señor pregunta si en el contrato de arrendamiento no figura alguna claúsula de subida y que si acaso no se le está subiendo nada ahora. El Sr. Presidente le aclara que el contrato contempla la subida anual del IPC pero no una subida por una mejora que quiera el propietario. Es un contrato normal de arrendamiento pero la diferencia es que en cierta forma está limitado porque al inquilino se le ha puesto una claúsula que dice que los mutualistas tienen preferencia a la hora de ir al tanatorio con respecto a otras compañías u otros clientes que pueda tener.

Vuelve a tomar la palabra el vocal de la Junta para expresar que le parece una ofensa grave hacia su persona el comentario del Sr. Presidente en relación a la votación que hubo en la Junta respecto a la obra. Se debería haber metido el asunto en el orden del día de la Asamblea y haber informado que se van a gastar 50.000 €. El Sr. Presidente le dice que son 40.000 € y el Sr. Tesorero aclara que se van a invertir, no a gastar. El vocal añade que espera ver el contrato del nuevo alquiler y que sería bueno que la tasación del alquiler pasara por un centro oficial de tasadores. Así el Sr. Presidente le responde que el contrato se llevará como todos los asuntos a Junta de Gobierno.

Seguidamente interviene el mutualista que ha hablado varias veces durante la Asamblea y que formó parte de la Comisión de Control. Pide una votación para esas personas que han solicitado pertenecer a la Junta así como una votación en relación a los gastos de la obra del tanatorio y anima a que alguien más se apunte para formar parte de la mencionada Comisión, a la que en su día se le negó el contrato de arrendamiento. El Sr. Presidente contesta que la Asamblea tiene unas competencias y la Junta de Gobierno también. Si todos los temas se tuvieran que llevar a la Asamblea, ésta sería interminable. Así la Junta es competente para realizar una serie de acciones. Se ha explicado todo el tema de las exequias y además todo lo relacionado al tanatorio se trajo en su día a las Asambleas, han sido temas públicos. Respecto al contrato, no se les negó que lo leyeran sino que lo que se les negó fue darles una copia del mismo. Cualquier mutualista puede pasarse por la oficina y ver ese contrato y todo el resto de documentación que quiera, lo que nunca se dan son copias, salvo de las cuentas.

Al no haber ninguna intervención más, se da por concluida la Asamblea General Ordinaria a las 12:55 horas.

Fdo.: El Secretario Fdo.: El Presidente

Fdo.: Mutualista Fdo.: Mutualista

Dª. EMILIANA GARCIA SAEZ

Su Esposo: Lorenzo Hernández Polo; Hijos: Juan Carlos y Eguzkiñe; Hija Política: Idoia Duñaiturria; Nietos: Iraitz, Mirari e Iuri; Hermanas: Milagros (†), Balbina (†) y Narcisa; Hermanos Políticos, Sobrinos, Primos y demás familia.

FALLECIÓ:

En EL HOSPITAL DE GALDAKAO el día 03 de JUNIO de 2021, a los 89 años de edad.

MISA FUNERAL:

LUNES día 07 de JUNIO a las SEIS Y MEDIA de la tarde.

PARROQUIA:

NUESTRA SEÑORA DE LAS NIEVES y SAN FAUSTO LABRADOR, ARIZ, BASAURI

Los actos de despedida se celebrarán en la intimidad familiar.

RSS
Follow by Email
Telegram